Soy Florencia Deffis, abogada en papel, blogger de corazón. Autora del ebook: “Recuperando a mi Ex” 

Pasé muchos años de mi vida tratando de ser “normal” y desde niña me juré que cuando creciera tendría una familia “normal” con un esposo que tendría un trabajo con horario determinado, ingreso fijo y sobretodo predecible. Para tener tres hijitos bien “normalitos” como su madre y su aún desconocido (para mi) padre.

Mi obsesión por la normalidad viene de un papá que sin lugar a dudas es genio, reconocido por todos en su medio -por su trabajo- tanto en lo académico como en lo práctico, con 16 libros publicados y 2 premios nacionales para sustentar lo que estoy diciendo. Mi papá es alguien que salía a jugar golf (el deporte más snob en el que puedo pensar) vestido de superman (playera y capa hecha a base de una toalla amarrada en la espalda.

Papá es alguien que toda su vida se ha burlado de todo lo que le parece absurdo y ha defendido a costa de lo que sea todos sus ideales. Su primera mascota cuando era niño fue un perico, de modo que su animal favorito hasta el sol de hoy, sigue siendo el perico. Con eso en mente ¿por qué no convertir su casa-oficina en “Los Estados Unidos Pericanos”? y tener una bandera “pericana”, en la que el escudo nacional es un perico comiéndose una banana. Podría seguir y seguir contando cosas sobre la originalidad de papá, pero no alcanzarían los días…



Mamá es psicóloga, todo un personaje cuyos outfits hasta hoy, que ya es abuela son mucho más trendy que los míos. Tuvo una tienda de ropa cuando recién se casó con papá… ama la naturaleza, abraza a los árboles desde mucho antes de que se pusieran de moda los “tree hugers” le grita buenos días al sol cada mañana, ama a los animales, los cuida y protege de los humanos destructores (aun cuando esto le represente incomodarse) y a muy temprana edad entendió que TODO es consciencia por eso, cuando un “aparato” (palabra que usan todos los mayores de 60 años para referirse a las Tv’s, computadoras, estéreos, lavadoras, secadoras, teléfonos o cámaras) no la “obedece” ella le habla, le explica… y el “aparato” acaba funcionando. Un ser que sin duda se adelantó a su tiempo… Por demás está decir que no se explican ni mamá ni papá de dónde les salió una hija tan “fresa” a su modo de ver…

Y pues bueeehhh, aquí estoy, casi 39 años más tarde después de haber estudiado una carrera de “gente normal” (derecho), casada con un hombre que sí es normal, con un solo hijo que me parece que no será nada normalito ,  entiendo que yo nunca podré ser “normal” (o aquello que yo entendía como tal)…

De ahí que a través de mis posts, saco a mi verdadero YO y digo las cosas que siempre había pensado, pero no me atrevía a decir. Bendita edad, benditos años, y bendita experiencia, que nos hacen ver cuál es nuestro lugar en el mundo, sin importar lo que digan los demás.

Empecé a escribir sobre la sexualidad e infidelidad femeninas hace tres años en mi blog: Infidelidad Femenina. El tema me interesó porque sin importar que ya era el año 2009, la gente seguía y sigue tratando la sexualidad y sobretodo la infidelidad femenina como un tabú.

Me molesta que se le haga sentir culpable a la mujer por sus deseos sexuales desde la infancia. De ahí me empecé a documentar con libros de psicología evolutiva, sexualidad e incluso las historias de  las mujeres que me empezaron a llegar en cuando empecé a publicar.

Una cosa llevó a otra y empecé a escribir sobre seducción, citas, matrimonio y divorcio en Univisión San Diego hace un poco más de un año, mi sección se llama “Disparejas.”

¡¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR ESTE BLOG!!

Te invito a dejar tus comentarios.